Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Tesorero General de la República contrastó la realidad tributaria chilena con los estándares que impone la OCDE

En charla a estudiantes de la Facultad de Economía y Negocios (FEN) Hernán Frigolett abordó las brechas “que hay que reducir para una política fiscal más sustantiva y que impacte en la economía”.

Miércoles 13 de septiembre de 2017

 

Hernán Frigolett junto a la decana (i) Catalina Maluk y el profesor Manuel Rivera

Una completa y didáctica revisión del panorama tributario en Chile y su nivel de recaudación fiscal en comparación con los países de la Organización para para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), realizó el tesorero general de la República Hernán Frigolett en una charla académica impartida a estudiantes de Ingeniería Comercial de la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la Universidad Central.

“Hacia un diseño tributario con estándar OCDE”, fue el nombre de la ponencia en la cual Frigolett atribuyó a una serie de factores la menor tasa de recaudación fiscal en  el país respecto del conglomerado al cual el país pertenece.

En ese contexto atribuyó el fenómeno  a la existencia de brechas como una baja presión fiscal, la dependencia de los llamados impuestos indirectos, como los gravámenes de alcohol y tabaco, la elevada desigualdad, que trae aparejada una baja redistribución, el alto nivel de evasión y la centralización de la economía.

“Son brechas que hay que reducir para una política fiscal más sustantiva y que impacte en la economía”, sostuvo el personero.

“En Chile-agregó- los impuestos no sobran, están justos para hacer frente a la política fiscal”, añadió Frigolett, quien fuera profesor de la Facultad hasta antes de llegar a la Tesorería.

En términos de cifras, agregó que las reales posibilidades contributivas radican en el 20% de la población que percibe mayores ingresos, pero que “un 5% concentra el mayor poder de contribución para financiar políticas públicas”.

El académico delinéo como gran desafío avanzar en la forma  de administrar la justicia tributaria. En esa línea sostuvo que mientras en países de la OCDE se aplica un impuesto a la herencia en compensación por la exención tributaria por el ahorro, en Chile solo existe impuesto a la renta y al consumo, y no sobre el patrimonio, “renunciando a una fuente importante de recaudación”.

Frigolett recordó que el corazón de la reforma tributaria apuntó a mejorar la recaudación fiscal, y citó las conclusiones de un estudio del Banco Mundial sobre el impacto de la misma que establece que un 90% de la recaudación del Impuesto a la Renta provendrá del 5% de la población de mayores ingresos.

“A la reforma le ha ido bien, pese a que la recaudación está más baja por el desempeño de la economía. La carga tributaria ha aumentado y cuando se reactive la economía, por consiguiente, es espera una mayor recaudación”, concluyó.

Ver galería