Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Rodrigo Jordán motivó a egresados de la Universidad Central

En el auditorio I del edificio Vicente Kovacevic II se realizó la actividad que congregó a los profesionales formados de la casa de estudios centralina.

Viernes 4 de diciembre de 2015

 

En el año 1992 Rodrigo Jordán lideró la primera expedición sudamericana en lograr llegar a la cumbre del monte Everest, montaña más alta del planeta con 8.848 metros sobre el nivel del mar. La experiencia y trabajo en equipo requeridos para conseguir este logro, fueron parte de la charla que el ingeniero civil compartió junto a egresados de la Universidad Central de Chile.

La actividad, organizada por la Red de Egresados de la dirección de Comunicaciones Corporativas, es la primera de una nutrida agenda. “Este es un hito de lo que esperamos sea el inicio de  la nueva vinculación con nuestra red de egresados. Por eso queremos invitar a todos nuestros ex alumnos a poner en contacto con nosotros para que puedan participar de nuestras actividades”, aseguró la coordinadora de la Red de Egresados, María Isabel Rojas.

“La universidad que cumplió 33 años y el trabajo con los egresados estaba en deuda y por eso queremos potenciar la red, para generar una relación más permanente y sistemática. Ellos son los embajadores de la institución y por eso nos interesa mucho que mantengan vinculación con nosotros”, complementó el director de Comunicaciones Corporativas, Sergio Escobar.



De lo individual a lo colectivo


Catalogado por la Revista Time como uno de los próximos líderes del próximo milenio, Rodrigo Jordán desglosó las experiencias vividas en su ascenso al Everest y posteriormente el K2, la segunda montaña más alta del mundo (situada en el Karakoram) y que cuenta con una altura de 8611 metros de altura sobre el nivel del mar.

De esta forma Jordán destacó la importancia de la formación y trabajo en equipo. “Las competencias técnicas que uno recibe en la universidad debe ir siempre complementado con las competencias humanas. Esto último es lo que yo trato de explicar en mis historias de montañismo y que en el mundo laboral marca una diferencia y no se deja nunca de estudiar”.

“Hay dos dimensiones. Una es trabajar en equipo y la otra individual. En las universidades se trabaja y evalúa de forma individual, pero en la vida laboral las evaluaciones son colectivas, los equipos son los que hacen las instituciones de todo tipo. Los equipos más exitosos son aquellos donde existe pluralismo y tienen la capacidad de complementarse, por eso yo destaco que la Universidad Central esté en el camino de formar en ambas dimensiones”, concluyó.

Pablo Díaz, Ingeniero Comercial de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas UCEN, valoró la iniciativa centralina y destacó la importancia de mantener el contrato entre la ‘alma mater’ y sus egresados. “Es fundamental mantener el vínculo y potenciar la retroalimentación con los profesionales de la universidad. Todos los ex alumnos estamos aportando al país lo que se nos enseñó acá. Por eso debe existir una comunicación permanente y por eso me parece muy bien que se esté trabajando en mejorar esta área”, finalizó.