Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Patricia Soto Altamirano: la centralina que hoy ejerce como Fiscal

Egresada de Derecho de la Universidad Central, quien, tras haber ganado un concurso por alta dirección pública, asume en diciembre de 2018 como Fiscal en la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO). La autoridad pública y ex centralina, nos comparte sus recuerdos y vivencias en la que fue por varios años, su casa de estudios.

Martes 19 de noviembre de 2019

Patricia es oriunda de Chiloé, estudió en el Liceo Ramón Freire en Achao, localidad que se destaca por las múltiples formas que adoptan las tejuelas de alerce que se usan para revestir las casas, y también por su iglesia, ‘Santa María de Loreto de Achao’, la edificación religiosa construida en madera más antigua de Chile, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Imagen foto_00000012
Fiscal Patricia Soto Altamirano. 
Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO).


Su viaje de vida la llevó a Valdivia, cuidad en la que estudió la carrera de Derecho durante los dos primeros años en la Universidad Austral de Valdivia, para luego culminar sus estudios en Santiago, en la Universidad Central, de la cual egresó como abogado y jurando en la Corte Suprema, el 15 de noviembre del año 2004.

Hoy, ejerce como Fiscal en la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO), tras haber ganado en diciembre de 2018 un concurso por alta dirección pública.

A 15 años de su ceremonia de juramento, hoy comparte sus recuerdos y vivencias en la que fue su casa de estudios, destacando “la suerte de haber formado parte de un muy buen curso, y también, haber tenido muy buenos profesores, quienes efectivamente se dedicaban a los alumnos”.

La Biblioteca es otro lugar que llega a su mente con cariño, “tengo muy buenos recuerdos de la gente de la biblioteca de la U. Central, me acuerdo de Jaimito, Giovanni y de la señora Nelly Cornejo”, sostiene.

 

¿Por qué en ese minuto de tu vida, cuando ya tenías 2 años de haber estudiado derecho en la U. Austral, escoges a la U. Central para estudiar la carrera de Derecho y venirte a Santiago?

Yo escogí la Universidad Central, porque dentro de las universidades privadas a las cuales yo podía optar, era una universidad pluralista, con un muy buen cuerpo académico, los requisitos de ingreso a la universidad a mi juicio, no eran requisitos de fácil acceso, no cualquiera podía llegar a ser alumno en esa época de la U. Central de Chile. Además, la malla curricular que tenía la universidad era muy parecida a la que yo tenía en la U. Austral de Valdivia, por lo tanto, la convalidación de los ramos me convenía.

 

Ahora que tienes una trayectoria laboral, ¿qué aspectos destacarías como diferenciadores en la formación de los abogados de la U. Central en relación a otras universidades?

Imagen foto_00000016
Biblioteca, Universidad Central de Chile.


Yo creo que la U. Central orienta a los egresados de Derecho muy bien para trabajar en el mundo público, tenemos una fuerte vocación de servicio público, creo que somos profesionales que efectivamente podemos agregar valor público a la institución en la cual nosotros nos podemos desarrollar.

No obstante, igual hay compañeros trabajando en el mundo privado, pero la gran mayoría por lo menos de mi generación, optó por el servicio público.

Eso es porque en cierta medida, no sé cómo estará hoy en día, pero en esa época, la universidad nos orientaba más hacia el mundo judicial, hacia el servicio público, al Ministerio Público y eso se nota, porque yo me junto con los compañeros de la generación y estamos todos en el mismo eslabón público de este país.

 

Al estar en éste estamento directivo de un servicio público y en tu calidad de mujer, haber sido seleccionada por el servicio civil, de acuerdo a tu parecer ¿cuál es el principal desafío que tienen en éste tiempo las mujeres en la construcción de una sociedad actual?

Cada vez somos más mujeres las que nos incorporamos al mundo del trabajo y también, las que son capaces de ganar concursos de alta dirección pública. Creo que jugamos un rol muy importante en esto, porque obviamente, para una mujer en nuestro país, es mucho más difícil ser directivo público que para un hombre.

Yo concursé con 177 abogados más, de los cuales, la gran mayoría eran hombres, tengo entendido que de los nuevos postulantes que llegamos al servicio civil, solo dos correspondíamos a mujeres y el resto son todos hombres; y es porque en cierta medida, como mujer, tienes que asumir tanto labores en la casa, como con los hijos.

Yo no tengo hijos, pero son las labores que el común de las mujeres asume, por tanto, tienes menos tiempo para dedicarte a estos tipos de cargos que en cierta medida son 24/7 y que requieren mucho compromiso y estar siempre disponible para los problemas que se van enfrentando día a día, y eso es algo que cuando uno tiene muchos compromisos o esa doble presencia que siempre tenemos las mujeres, no es tan fácil de poder llevar.

 

De acuerdo a tu parecer y con respecto al desarrollo de carrera ¿qué rol deben tener las universidades mediante sus áreas de egresados o de alumni? ¿Y cuál crees tú, que debe ser dicho rol para los abogados?

Yo creo que es fundamental que las universidades hagan seguimiento a sus egresados, no solo en la carrera de Derecho, también en todas las carreras. Las universidades tienen que saber y tomar conocimiento que los profesionales que están formando y sacando al mundo se están desempeñando en ello, es la única manera de poder evaluar si efectivamente las mallas curriculares que tiene cada facultad están sirviendo para las actuales condiciones laborales que va requiriendo el país

Imagen foto_00000014Facultad de Derecho y Humanidades
Universidad Central de Chile. 

Por ejemplo, yo como estudiante de Derecho no tuve ramos de inglés, tampoco en su época, de contabilidad, ni de psicología o liderazgo y creo que hoy por hoy, por lo menos en los que me he visto envuelta en el mundo público, son ramos que a lo mejor si bien, no tienen que ser obligatorios en la malla curricular, podrían ser ramos auxiliares u opcionales que a uno le permitan ir desarrollando más las capacidades.

Imagínate trabajando en el sector público como fiscal, todos los temas de liderazgo hay que tenerlos muy claros, saber manejarlos y eso ha involucrado también, que uno tenga que estudiarlos por fuera, a través de otros diplomados.

Creo que en  cierta medida, deberían venir en las mallas curriculares, aunque sea un curso de un semestre, pero creo que las mallas en general de las carreras, tienen que irse modificando de acuerdo a como se van moviendo los requerimientos del país, sobre todo en materia de derecho.

 

Ahora que ya tienes una visión en el tiempo y dada tu trayectoria laboral ¿Qué recomendación, consejo y/o sugerencia entregarías a los estudiantes actuales que están en Derecho?

Primero, les diría que tomen al profesor más complejo del curso en cada ramo de la carrera, porque uno cuando está estudiando sabe cuál es el profe fácil y difícil, todos lo averiguamos, pero la verdad que después, cuando uno trabaja, se da cuenta que siempre tiene que tomar con el mejor y la regla general es que el mejor, siempre es el más complejo.

Imagen foto_00000018Cuando se trabaja después, esas son las cosas que uno agradece porque hay ramos que no se pueden transar.

Si yo me voy a dedicar al derecho público, obviamente que mi formación en derecho administrativo, en derecho civil y en derecho procesal tienen que ser muy fuertes y eso, implica tomar las clases con los mejores profesores.

Además, también se requiere usar la biblioteca de la universidad de forma permanente, aprovecharla, sobre todo si es tan buena.

Y lo otro, es que hay muchos cursos que la facultad ofrece, estos cursos que son seminarios a los cuales cualquiera puede acceder y que siempre cuando uno es alumno de pregrado, está invitado y no va, pero que en cierta medida, van fortaleciendo los conocimientos que uno adquiere cuando estudia y yo creo esos seminarios siempre hay que ir tomándolos porque son lejos un gran aporte.

 

 

Las opiniones vertidas en las entrevistas, son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente, el pensamiento de la Universidad Central.