Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Más de 600 personas asistieron a la Cátedra Central con Humberto Maturana y Ximena Dávila

Viernes 30 de agosto de 2013

"Uno puede ser reflexivo en cualquier ámbito. Si estoy enseñando matemática, puedo enseñarla como una doctrina o invitando a la reflexión que permita darse cuenta de qué es lo que está en juego. Pues el tema fundamental del conocimiento, no son los datos, es el entendimiento. ¿Genero yo en mi interacción con mis alumnos espacios reflexivos en los cuales se aplique el entendimiento?, ¿Lo hago?", reflexiona Maturana.


Invitando a la reflexión en cada una de sus ideas, en un ambiente distendido y dinámico y con éxito de convocatoria, se materializó la primera Cátedra Central de la Universidad Central La Serena titulada "Lenguaje y realidad: Generación de mundo", que inauguró el connotado biólogo, epistemólogo y Premio Nacional de Ciencias, Humberto Maturana junto a la profesora y epistemóloga, Ximena Dávila.

Todos somos igualmente de inteligentes

La cátedra de los investigadores, que reunió a más de 600 personas de la comunidad centralina además de profesionales, directores y orientadores de establecimientos educacionales, académicos y estudiantes universitarios de La Serena, Coquimbo, Ovalle y Vicuña, se enfocó en el lenguaje, la reflexión, la inteligencia y el amor.

"Todos somos igualmente de inteligentes. Porque la inteligencia, la plasticidad conductual ante un mundo cambiante, no es un supuesto, una afirmación política, religiosa o filosófica, es la naturaleza del fenómeno de la inteligencia. ¿Cuándo se dice que una persona o un animal es un ser inteligente? Cuando muestra una conducta capaz de cambiar según las circunstancias. Tenemos distintos gustos, preferencias, vivimos distintos cursos emocionales en nuestra historia", indicó Maturana.

"La plasticidad conductual que se requiere para vivir en el lenguaje es tan gigantesca, por que el lenguaje es un modo de vivir consensual. Los problemas de los niños en los colegios no son de inteligencia son de emoción. Si yo profesor quiero que este niño fracase, tengo un camino seguro a través de la generación del miedo. Y esto se replica en todo ámbito. En las organizaciones, en las universidades, etc", agregó el Premio Nacional de Ciencias.

"El escuchar implica soltar la incertidumbre y descubrir cuáles son los criterios de validez desde el cual el otro dice lo que dice. Porque el otro siempre dice algo que es válido desde su punto de vista. Pero tendemos a invalidarlo antes poniendo nuestros propios criterios. Por eso la escucha es fundamental. Los unos con los otros. Generar conversatorios con respecto a la educación es fundamental", indicó Dávila.

"La medicina primera y fundamental es el amar. El amar, como dijo Ximena, es la conducta en la cual uno se relaciona con el otro sin expectativa, sin exigencias, sin prejuicios, sin supuestos. Todos los niños, cualquiera sea su circunstancia particular, lo que en el fondo quieren es ser vistos y para ser vistos uno no puede estar pensando que es bueno para ellos de antemano", puntualizó  Maturana.

"Una reflexión muy importante. ¿Escucho al otro? ¿Me escucho?", agregó Ximena Dávila.

Cátedra Central UCEN

Cátedra Central es un ciclo de conferencias que busca reunir a connotados expertos nacionales en diversas materias. Así lo señaló el director de Comunicaciones Corporativas de la Universidad Central, Sergio Escobar, quien indicó que junto con ofrecer a los estudiantes centralinos actividades que los vinculen con destacados expositores, el interés también es fortalecer el área de vinculación con el medio y extensión académica con la comunidad regional.

En tanto, el director Regional de la Universidad Central La Serena, Luis Moncayo, agradeció la confianza y la motivación de la comunidad universitaria y de la comunidad regiona por formar parte de estas actividades que generan espacios de debates y reflexión.