Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

La encrucijada PS: mantener o no a Lagos como alternativa

Según el decano de l la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública y otros analistas, el Partido Socialista no debería decidir todavía

26 de diciembre de 2016

Imagen foto_00000002Uno de los peores escenarios para Ricardo Lagos es que el sondeo lo deje estancado en márgenes bajos o cayendo, y que se consolide el favoritismo de Alejandro Guillier. En tal supuesto, y dependiendo cómo el PS calibre la encuesta, deberá optar entre desestimar su candidatura o al menos dar señales de mantenerla por un tiempo.

Con el PPD decidido a proclamarlo y el PRSD aún más convencido de hacer lo mismo con el periodista y senador independiente, el PS tendría que sincerar si se inclina por este último o une fuerzas con el PPD para llevar al ex mandatario a una primaria.

Entre los observadores consultados prima la idea de que Lagos quedaría en una situación muy complicada, pero que el PS no debería bajarlo antes de unos meses.

"El destino de Lagos se tornaría muy incierto, pero no necesariamente derivaría en su bajada", aventura Marco Moreno, decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Central. Por un lado, dice "en el Comité Central del PS hay un núcleo importante que estaría con él, y eso complicaría decisiones: es probable que en este contexto sus parlamentarios busquen privilegiar sus agendas electorales, y que traten de presionar al Comité Central para buscar un rápido entendimiento" con Guillier.

"Seguir respaldando a Lagos hasta marzo implica dilatar demasiado la lista parlamentaria", agrega, pero también hace ver que "hay otras variables, como la elección interna del PS en marzo".

Alejandro Olivares —académico de la Universidad de Chile— sostiene que "aunque a Lagos le vaya muy mal, no creo que el PS lo baje. Es muy difícil, al menos no antes de tres o cuatro meses". En parte porque él mismo "no aceptaría", dice, pero especialmente porque el partido necesitaría tiempo para comenzar a negociar con Guillier.

"Es mejor que siga en competencia, para que cuando Guillier sea proclamado tenga un contrapeso y no sea candidato único, y así el PS (o Lagos) puedan negociar con él más tarde", explica, resaltando que así la NM "no tendría como única alternativa un outsider".

Algo parecido cree Miguel Ángel Fernández, de la Universidad de Desarollo: "Si eso pasa, el PS pediría una reunión con Guillier, probablemente secreta para que no sea tan mala señal para Lagos, e intentaría pautearlo". Según Fernández, "si fuera el PS, apostaría a aguantar con Lagos, incluso hasta las primarias, para negociar con Guillier y vincular su programa con los candidatos a parlamentarios del partido".

Fuente: http://impresa.lasegunda.com/

Imagen foto_00000001