Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Investigador de la U.Central fue destacado en revista científica internacional

Estudio de Luis Álvarez, académico de la Facultad de Ingeniería, que busca precisar el efecto de un campo magnético sobre las moléculas, fue portada de la prestigiosa edición del ‘International Journal of Quantum Chemistry’.

Viernes 16 de junio de 2017

 

El 6 de julio del año 2016 la Universidad Central dio la bienvenida a 16 nuevos investigadores, como parte de su plan estratégico en el área. En ese grupo se encontraba el Doctor en Fisicoquímica Molecular, Luis Álvarez-Thon. El académico llegó a la Facultad de Ingeniería, lugar donde continuaría con su mayor pasión, la investigación.

A casi un año de su ingreso, el profesor Álvarez consiguió un destacado logro: ser portada de la reconocida revista científica ‘International Journal of Quantum Chemistry’ (revista con idexación ISI), gracias a su proyecto Fondecyt denominado ‘Molecules in Electric and Magnetic Fields’. “Es un tremendo orgullo, tengo colegas que han publicado mayor cantidad de investigaciones, pero no tienen una portada”, cuenta el docente, mientras suelta una carcajada en una pequeña sala de la Dirección de Comunicaciones Corporativas.

El tema específico que investiga el Dr. Álvarez se denomina aromaticidad y es de gran interés para los químicos, espera un momento, piensa bien sus palabras y comienza. “En este contexto, el término molécula aromática tiene un origen solamente histórico, pues el benceno, que tiene olor, fue la molécula precursora que motivó a los químicos a crear este concepto. Cuando una molécula de este tipo es puesta en presencia de un campo magnético –imán- los electrones en la molécula empiezan a circular alrededor de ella, observándose este flujo como una corriente eléctrica o como un fluido”, explica, mientras acomoda su sombrero en una pequeña silla que sirve de perchero.

Imagen foto_00000009Álvarez toma un plumón y dibuja su teoría en una pequeña pizarra que acompaña la conversación. “El objetivo de la investigación se centra en calcular un ‘índice’, que permita determinar el ‘grado de aromaticidad’ de cualquier molécula, de forma análoga similar a la escala de pH que ha sido creada para determinar el grado de acidez de una sustancia”.

Momento para un par de sorbos de café, antes de aclarar: “Mi área de investigación es física atómica y molecular teórica, que es muy amplia. Por eso yo trabajo con expertos de diferentes áreas, principalmente químicos, con quienes mediante computadores realizamos cálculos muy demandantes, por ello ocupamos cluster computacionales. En muchos casos las operaciones de cálculo se demoran meses, este es un trabajo con el cual hemos publicado diferentes artículos y este último fue considerado por la portada de la revista”.


A un año de su llegada


Ojos bien abiertos, suspira y entra en otra cancha… una que se nota le gusta, su estancia en la Universidad Central. El experto asegura que está muy contento y que tomó una determinación importante en su carrera, de la cual no se arrepiente. “Yo estaba en la Universidad Andrés Bello y cuando vi la oportunidad de integrarme a la Universidad me interesó desde un principio. Para abrir mis horizontes. Postulé, quedé y al mirar atrás puedo tener la tranquilidad de que tomé una excelente decisión”.

Para finalizar, Álvarez medita y dispara con la misma certeza que tienen en sus investigaciones. “Esta es una Universidad que entusiasma, no solo por el apoyo recibido, sino porque existen grandes desafíos de los cuales nosotros, los investigadores, podemos ser protagonistas. Eso me pone muy contento y espero que sigamos aportando en este hermoso desafío. Es una tarea muy importante, nosotros estamos comenzando un proyecto que pretende potenciar el área, nuestra responsabilidad es tremenda y eso motiva”, se acaba el café, se acaba la charla, se apaga la grabadora y se despide.