Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Ingreso a la universidad: claves para un mejor proceso de adaptación

Ximena Díaz, Psicóloga de la Dirección de Apoyo y Vida Estudiantil, DAVE

Viernes 16 de marzo de 2018

Ya no suena el timbre para salir a recreo, ya no existe libreta de comunicaciones o reuniones de apoderados y se cierra un ciclo para iniciar un nuevo proceso, ésta vez relacionado con la vida universitaria.

Es tiempo de enfrentarse a una etapa que implica mayores libertades, pero a la vez mayores responsabilidades; distintos horarios, exigentes evaluaciones, nuevos compañeros y personas con las cuales relacionarse. Esto implica ajustes en nuestro estilo de vida para poder adaptarnos de manera satisfactoria y poder establecer un equilibrio en el ámbito académico y nuestra vida social. Si a esto le sumamos otras responsabilidades, como por ejemplo desempeñarnos paralelamente en el ámbito laboral, sin duda que el proceso universitario puede transformarse en algo agobiante y hacerse cuesta arriba. De lo contrario, si no tenemos otra actividad, podemos hacer un mal uso de nuestro tiempo libre y perdernos en los rincones de la universidad, dejando de buscar lo que inicialmente nos llevó a tomar la decisión de estar ahí.

La clave para todo, es poder organizar nuestro tiempo. No obstante, también existen otros factores que pueden ayudar a la vida académica y facilitar nuestra inserción a este nuevo contexto.

Crea vínculos con tus compañeros. Establecer relaciones con tus pares te permitirá compartir y sentirte acompañado, aumentando los niveles de bienestar y seguridad para un proceso que en ocasiones puede ser incierto, al ser una experiencia completamente nueva.

Comparte experiencias fuera de clases. Debes recordar que no todo en la vida es estudiar y por ende es importante que te permitas compartir con tus compañeros en espacios recreativos, ya que tener espacios de distensión es fundamental para nuestra salud mental.

No te quedes con dudas. Cuando te sientas confundido o no entiendas, pregunta en clases, o de lo contrario acércate posteriormente al profesor o ayudante e intenta resolver tus dudas. Si te da vergüenza lo anterior, intenta resolverlo con un compañero o bien escríbelo en tu cuaderno y luego busca información.

Toma apuntes. En clases no todo lo que es importante o debas aprender queda reflejado en un power point, texto o libro. Es importante tomar nota de los aspectos relevantes que se mencionan en clases, ya que ello complementará ciertos contenidos, o bien te ayudará a comprender de mejor manera una temática en particular y a estudiar posteriormente.

Crea hábitos de estudios. Destina horarios para estudiar, independiente que no tengas evaluaciones. Esto te ayudará a que refuerces los contenidos y los vayas asimilando de mejor manera y no tengas que sobrecargarte posteriormente.

Pide ayuda. Si tienes algún problema que te aqueja y no sabes cómo afrontarlo, te sientes mal o confundido, y crees que es oportuna la orientación de un especialista, puedes acercarte y pedir una hora en la Dirección de Apoyo y Vida Estudiantil (DAVE), donde contamos con profesionales que pueden apoyarte en temáticas emocionales, vocacionales, problemas familiares o de pareja, que podrían afectarte. Ven al Centro de Extensión en Lord Cochrane 418, cuarto piso. Contamos con Consejería en Salud Sexual y Reproductiva, Orientación Psicológica y Vocacional, y Terapia de Flores de Bach.