Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Inaugurada exposición fotográfica y conversatorio acerca de la cultura Kawésqar

Instancia coordinada y presentada por Álvaro Pinto, estudiante de Arquitectura, quien a través de su trabajo de grado, generó un vínculo con la comunidad Kawésqar, ancestral pueblo nómade originario de la Patagonia.

Jueves 30 de mayo de 2019

Imagen foto_00000006Entre redes de pesca y una muestra artesanal protagonizada por cestería de junquillo, se dio la inauguración de la Exposición Fotográfica ‘Englefield’, una actividad abierta a todo público que sirvió de antesala para un conversatorio denominado ‘Kawésqar, un pueblo originado que se niega a la extinción de su cultura’, encuentro organizado por la Escuela de Arquitectura y Paisaje, a través del estudiante Álvaro Pinto, autor de las fotografías de la exposición.

Se trató de 48 fotografías que muestran “el estado actual de un paraíso indígena Kawésqar; la Isla Englefield, su fauna, flora y los paisajes maravillosos de la Patagonia. El objetivo de la exposición es develar las esencias de esta tierra ancestral, que lleva marcada en ella, el registro de canoeros nómades más antiguo descubierto hasta ahora en la Patagonia" expresó Pinto.

En la actividad, se contó con la participación de Celina Llanllán Catalán, invitada especial y presidenta de la Comunidad Kawésqar ‘Ekcewe Léjes Woes’ de Punta Arenas, quien acompañada por un panel multidisciplinario integrado por Cristian Muñoz, profesor de filosofía e Iris Fernández, escritora, pintora y orfebre, conversaron en torno a las experiencias de lucha por difundir la cultura de esta etnia de la zona austral chilena.

Imagen foto_00000003Muñoz, comentó que parte importante del problema de falta de reconocimiento de los pueblos originarios en la sociedad, tiene que ver con que “hemos naturalizado la invisibilización. Nos parece normal que el tema de los pueblos originarios es de los indígenas; sin embargo, no es así. Lo que requerimos para ser una sociedad intercultural, es un acercamiento necesario para entrar en dialogo con algo que además nos puede aportar cosas relevantes”, en ese sentido, ejemplificó con la relación de respeto profundo que hasta el día de hoy mantienen los pueblos originarios con el entorno, y que “nosotros como sociedad civilizada no hemos logrado” enfatizó el filósofo.

Llanllán, por su parte, narró acerca de lo avezados que fueron las generaciones pasadas en temas de navegación y en ese contexto manifestó “no alcanzamos a recibir toda la sabiduría de nuestros ancestros, eso es algo que nos duele que se haya perdido”.

Entre otras cosas, también destacó la labor de Pinto, quien en su rol de estudiante de arquitectura, realizó su proyecto de grado en función de la presentación de un modelo arquitectónico inspirado en las características nómades de los Kawésqar, lo que sumado a otros esfuerzos y acciones que como dirigenta lleva a cabo, aportan en la lucha de la reivindicación del pueblo ancestral, que hoy día busca prevalecer y evitar la extinción de su cultura.