Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Finalizó 3ra versión de 'Escuela de verano para hijos de funcionarios 2015'

La iniciativa, organizada por la dirección de Recursos Humanos y DAVE, recibió a 72 niños de entre cinco y 12 años.

Jueves 29 de enero de 2015

 

Con la presencia de autoridades, padres e hijos se dio por finalizada la tercera versión de la ‘Escuela de Verano para hijos de funcionarios 2015’ de la Universidad Central. La actividad, organizada por la dirección de Recursos Humanos junto a la dirección de Apoyo y Vida Estudianil (DAVE), recibió a 72 niños en el centro deportivo durante el mes de enero.


Respecto a esta iniciativa, el Vicerrector de Administración y Finanzas, Rafael Castro aseguró que “siempre es un desafío organizar estas actividades. Esto busca colaborar con las actividades de los padres, por las complicaciones que tienen en el mes de enero para dejar a sus hijos. Estamos satisfechos con los resultados y esperamos que los funcionarios valores y le den la relevancia a la actividad”.

“El cupo para este año era de 70, pero finalmente hicimos un esfuerzo por aceptar a los 72 niños que postularon. Estamos contentos y la felicidad de nuestros funcionarios refleja que este esfuerzo no fue en vano”, complementó la autoridad centralina.

Por su parte, Ximena Aravena (encargada de la iniciativa) destacó el desarrollo de la tercera versión. “Este año tuvimos muchos niños nuevos y aceptamos hijos de cinco años, lo que representó una gran responsabilidad y desafío. Logramos realizar las jornadas completas sin problema, lo que es un gran logro. Estamos muy contentos porque todo salió bien y ellos lo pasaron muy bien. El análisis es muy positivo”.

Respecto a los apoderados, Marco Cunazza (encargado de comunicaciones de la facultad de Ciencias Económicas y Administración) aseguró que esta iniciativa  “es fantástica. Mi hijo viene por tercera vez y es una instancia que soluciona un problema, pero también de aprendizaje. Se relacionan con otros niños de igual o distinta edad, van creando e inventando cosas, lo pasan bien. Los padres y los chicos estamos muy motivados, ellos vienen con ganas y llegan a la casa contando las actividades que hizo en el día”.