Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Exitosa realización del ‘Seminario de migración: una realidad que abordar’

Entre ponentes expertos en temas migratorios y testimoniales de profesionales migrantes, se desarrolló la instancia organizada por los estudiantes del curso ‘Trabajo en equipo y liderazgo’ del programa de prosecución de estudios en Ingeniería Civil Industrial.

Lunes 4 de junio de 2018

 

Desde las 9:00 horas del pasado jueves, el Auditorio I del Vicente Kovacevic I, fue el lugar que congregó a estudiantes, académicos, funcionarios e invitados especiales, para conocer las miradas de distintos profesionales acerca del fenómeno migratorio que atraviesa Chile en los últimos años, en el contexto del ‘Seminario de migración: una mirada que abordar’, actividad organizada por alumnos del régimen vespertino de la Escuela de Industrias de la Facultad de Ingeniería (FING).

La bienvenida estuvo a cargo de Víctor Betancourt, director de la Escuela de Industrias, quien en sus palabras instaló una reflexión a modo de abreboca, en donde afirmó que “Chile no está preparado para la ola de migración que está recibiendo” además de saludar y agradecer la presencia de todos los asistentes al encuentro, entre ellos la decana de FING, Karen Kanzúa.

Seguidamente, tuvo lugar la intervención del sociólogo Luis Thayer, académico de la Facultad de Ciencias Sociales (FACSO) quien cuenta con amplia trayectoria en el estudio de esta temática. En sus más de 40 minutos de ponencia, compartió algunos insights de las investigaciones que ha realizado en la materia, contextualizado en la contingencia actual y nuevas medidas que desde el gobierno se han asumido para abordar el fenómeno social de la migración. A propósito de aquello, planteó una visión crítica y entre otras cosas manifestó que bajo estas nuevas normativas “se exacerbó la figura del migrante asociada al delito, lo que contradice la información pública que existe al respecto” sentenció.

Desde la perspectiva legal, se contó con el abogado Edgardo Riveros, académico de la Facultad de Derecho (FACDE), quien bajo la misma línea indicó que “no es lo mismo hablar de inmigrante ilegal, que de inmigrante irregular”, aludiendo a las connotaciones negativas que desde el lenguaje acarrea cada término. De igual forma, planteó la migración como una tensión entre el derecho fundamental de cada ser humano de movilizarse y desplazarse, en contraposición con lo que se percibe como violación de soberanía, por lo que expresó que estas concepciones legales deben conversar entre si y “resolver esta tensión es el gran desafío de los Estados” pronunció. También hizo alusión a lo inadecuado que es reglamentar en función de decretos y más aún, si están basados en nacionalidades, ya que ello resulta discriminatorio.

Como tercer relator de la jornada, estuvo Manuel Ansaldo Roloff, profesional de la sociología, quien comentó que la migración “es un fenómeno global e histórico que ocurre y seguirá ocurriendo, es inevitable y transciende mucho más allá de la voluntad que pueda tener un gobierno de turno.” Durante su exposición señaló que los migrantes son ante todo trabajadores que producen riquezas y deben por lo tanto garantizarse sus derechos. En ese contexto manifestó que “para 22 países OCDE la inmigración impacta positivamente en el crecimiento de las economías a través de un incremento de la productividad” estableció.

Testimonios compartidos

En la ocasión, también se dio el espacio para que profesionales del mundo de la ingeniería provenientes de otros países latinoamericanos pudiesen compartir sus relatos y experiencias de vida al migrar a Chile. En primer lugar, el docente de FING Enrique Faijo, de origen peruano, explicó que, motivado por su interés de estudiar un postgrado para fortalecerse académicamente, buscó oportunidades fuera de su país, lo cual concretó en tierras chilenas a mediados de los 90. Por su parte, el venezolano Joseangel Cabeza Velasco, en su afán de ampliar nuevos horizontes laborales y de conseguir mayor estabilidad económica y calidad de vida, emprendió su proceso migratorio desde el país caribeño hacia Chile, hace más de 7 años. En sus testimonios, ambos dieron cuenta de las principales dificultades y desaciertos experimentados, pero también de las oportunidades que como migrantes supieron aprovechar a su favor.