Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Estudiantes de Sociología, sede La Serena, presentaron libro y microdocumental sobre trabajo comunitario

Integraron el equipo: Lissette Mujica, Neiel Contreras, Felipe Cárcamo, Andrés Hurtado, Anneleé Villafaña, Kyra Stegman, Carlos Díaz, Natalia Peña y Matías Ochoa.

3 mayo 2016

El grupo de estudiantes de Sociología, sede La Serena, de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad a cargo del proyecto del Fondo de Desarrollo Institucional (FDI) "Rescatando y Fortaleciendo la Escuela la Quiroga", presentaron el 2 de mayo el libro y un microducumental que sistematiza esta iniciativa.

El trabajo realizado buscó fortalecer, de manera participativa, las relaciones comunitarias en la Escuela Rural Unidocente "La Quiroga", institución con más de 70 años de historia, ubicada en la localidad de Cerrillos de Tamaya al interior de Ovalle Región de Coquimbo, en el ex casino de la Minera Tamaya.

El material elaborado, después de un año de trabajo, incluye relatos que permiten un acercamiento a la identidad de la comunidad educativa de la Escuela con el fin conocer la riqueza cultural de Tamaya, que, en gran medida, ha permanecido en la oralidad.

El equipo estuvo compuesto por los estudiantes: Lissette Mujica, Neiel Contreras, Felipe Cárcamo, Andrés Hurtado, Anneleé Villafaña, Kyra Stegman, Carlos Díaz, Natalia Peña y Matías Ochoa.

Contexto

De acuerdo a las estadísticas brindadas por el MINEDUC, en el año 2009 existía en Chile un total de 4.345 escuelas rurales, correspondiendo al 48,5% de las escuelas básicas del país. Durante los años 2000 y 2012, han dejado de funcionar 818 escuelas básicas rurales con dependencia municipal, siendo 143 de ellas cerradas entre el 2010 y el 2011 (Núñez, 2013).

La escuela rural La Quiroga, fundada en 1944, ha funcionado durante 70 años con recursos que no cubren todas las necesidades de la escuela, considerando las condiciones de aislamiento y precariedad material que la comunidad educativa debe afrontar a diario. En este sentido, para continuar con su histórica labor educativa, la escuela debe dar solución a las precariedades más inmediatas, y además, a largo plazo, conseguir los recursos para lograr proyectarse y sostenerse en el tiempo, ante la posibilidad de cierre debido a falta de recursos.

La escuela La Quiroga opera actualmente en el otrora casino de la minera Tamaya, la que funcionó en el sector durante gran parte del siglo XIX y XX. Por este motivo, la institución guarda una historia riquísima que permite generar una fuerte identidad en la comunidad local, la que se encuentra ligada directamente a la vida minera de la región.