Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Estudiante centralino concluyó exitoso proyecto en hogar Koinomadelfia

El aporte del alumno Hugo Valenzuela consistió en la restauración de una multicancha y la planificación de talleres deportivos. La iniciativa fue financiada por el MINEDUC y la Universidad Central.

Miércoles 24 de diciembre de 2014

 

Con un exitoso balance finalizó el proyecto del estudiante centralino Hugo Valenzuela. El alumno de educación física, de la Facultad de Ciencias de la Educación, lideró una iniciativa para restaurar y habilitar una multicancha techada, más la implementación de talleres deportivos en el hogar de niños Koinomadelfia.

El proyecto, que fue financiado por el MINEDUC a través del Fondo de Desarrollo Institucional línea emprendimiento estudiantil y por la Incubadora del Programa de Desarrollo Social (PDS) de la Vicerrectoría Académica, concluyó con un acto de inauguración.

“Esta idea nació por motivación personal para poder aportar a la sociedad. Quería dejar algo para que quedara para los demás y conocer la incubadora de proyectos sociales me permitió encausar mis deseos. Yo conocía el hogar Koinomadelfia y decidí aportar algo acá, porque el deporte puede ser fundamental para su formación, es un medio de movilización social”, aseguró Hugo Valenzuela.

Además, el estudiante afirmó que “ojalá los centralinos participen más de este tipo de iniciativas. El Programa de Desarrollo Social es maravilloso, es espectacular poder ser parte de algo así, para la formación de los alumnos es vital y espero poder seguir ligado a la Incubadora en el futuro”.

Por su parte, la vicerrectora académica Silvana Cominetti mostró su satisfacción por el resultado del proyecto. “La misión de nuestra universidad es servir al país desde la formación integral de nuestros profesionales y eso es lo que vemos aquí. Ellos tienen una vocación que va más allá de lo académico, sus valores se ven reflejados en estas actividades. Estos son los grandes logros que tiene la Universidad Central, debemos seguir apoyando y fomentando”.

Mónica Hernández, directora del hogar Koinomadelfia, valoró el apoyo de la Universidad Central. “La Central ha estado siempre presente ayudándonos. Hace un año inauguramos una sala de estudio y ahora nos ayudan en el área de deporte y recreación con esta multicancha. Lo que hace la universidad es muy valioso, motivan a los niños a aportar a la sociedad y ser solidarios, lo que nos hace soñar con que se puede construir otro mundo, uno más justo con profesionales integrales”.

Este es el segundo proyecto que finaliza exitosamente en Koinomadelfia. El año pasado, Sofía Botello (alumna de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas) inauguró una sala multiuso, destinada para actividades educativas.

“En Sofía y Hugo, podemos representar al estudiante centralino, con una formación integral, de calidad técnica y humana, y cada día trabajamos para que estás experiencias se repliquen y vayan en aumento en nuestra universidad, dado su aporte al desarrollo profesional de excelencia, hace crecer el nombre de institución y concretiza el compromiso país y la vinculación académica con el medio”, indica Maritza Carrasco, coordinadora (s) del PDS.