Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Escuela de Arquitectura del Paisaje promueve actividad abierta para conocer flora de la Quebrada de Macul

Se trató de una caminata organizada por la Escuela Itinerante de Re-Conocimiento y Reproducción de Plantas Nativas, donde los asistentes pudieron conocer la manera adecuada para recolectar semillas y apreciaron el paisaje de invierno de la precordillera de Santiago.

Martes 7 de agosto de 2018
Imagen foto_00000002
Ver galería de imágenes aquí

Antes que termine el primer semestre, varias han sido las actividades conjuntas que han desarrollado las escuelas de Arquitectura del Paisaje e Itinerante de Re-Conocimiento y Reproducción de Plantas Nativas.

En cada una de estas, también han colaborado el Núcleo de Investigación de Biodiversidad Urbana y el Vivero Rayún, ambos de la FAUP, y la Corporación Patrimonio y Paisaje.

En mayo, para el Día del Patrimonio Cultural de Chile realizaron una ruta de árboles nativos en el Parque Balmaceda de Providencia y a principios de julio, en nuestra facultad se hizo un intercambio de semillas nativas. A ello se sumó, a fines de ese mes, una caminata por el Parque Natural Quebrada de Macul,en la comuna de Peñalolén.

Este último encuentro congregó a "15 personas, entre niños, adultos y mayores, que se mostraron muy interesados y motivados respecto al cultivo de especies. También contamos con el apoyo de estudiantes de la carrera de Arquitectura del Paisaje, Cristóbal Donoso y Catalina Sáez, de quinto y primer semestre respectivamente, quienes hicieron el registro fotográfico de la actividad, además de colaborarnos en el guiado", relatan las ecólogas paisajistas Margarita Reyes y Javiera Delanoy, quienes se encuentran a cargo a la Escuela Itinerante.

De acuerdo a las docentes, la caminata estuvo dirigida a que los participantes reconocieran las especies de flora que hay en el lugar, conocieran la manera adecuada de recolectar semillas y apreciaran el paisaje de invierno de la precordillera, observando los procesos naturales de la vegetación que ocurren en esta época del año.

"Tras las lluvias comienzan a aparecer las hierbas anuales y perennes, formando una pradera estacional que se prepara para florecer con los días más cálidos de primavera. Además, observamos el rebrote de arbustos caducos de verano como el Tralhuén y el Tebo, que ya lucían con sus hojas nuevas y brillantes", detallan.

También comentan que en la apreciación del paisaje invernal "invitamos a observar y disfrutar de estos procesos, que nos muestran el dinamismo de la naturaleza y las características del paisaje de tipo mediterráneo que nos rodea. Para abrirnos a la observación, comenzamos la caminata disponiendo nuestro cuerpo a la atención y la distensión, y les entregamos a los asistentes una pequeña libreta para que guardaran sus colectas botánicas y registraran sus descubrimientos, hallazgos, emociones y sentimientos, a modo de una bitácora".

Durante el recorrido guiado se entregaron algunas semillas de hierbas anuales, por lo que cada participante se llevó un sobre de "Mezcla de hierbas nativas de primavera",  para que más adelante pueda "iniciar el cultivo en sus hogares y la conciencia de que esta es una manera de contribuir como ciudadanos a la conservación de la biodiversidad", precisan.

Por último, enfatizan a que durante agosto y septiembre se realizarán actividades en parques urbanos, aprovechando que es una época idónea para la reproducción de especies.

Descargar imágenes aquí.