Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

En la carrera presidencial de Kast, “sabemos que hoy la tenemos cuesta arriba”

Análisis del académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública, Kenneth Bunker

23 de diciembre de 2016

Imagen foto_00000001"Pensábamos, incluso, que íbamos a marcar cero", dice el secretario general de Evópoli, Francisco Undurraga, restándole dramatismo al desempeño en las encuestas de su abanderado presidencial, Felipe Kast.

"Estamos compitiendo con figuras que son ex presidentes y un senador con una circunscripción bastante más grande... Sabemos que hoy la tenemos cuesta arriba... Sabemos que la gente todavía no nos reconoce en la calle tan firmemente... Evidentemente, Felipe no es el personaje mejor posicionado, pero estamos trabajando para que así sea", dice.

El optimismo de Undurraga –socio del negocio familiar Emporio La Rosa, quien, según sus hermanos, convirtió esa empresa en un proyecto exitoso y reconocido—tiene fundamentos. Kast es uno de los tres presidenciables que tienen a un partido político completamente alineado detrás (junto a Guillier, con los radicales, y ME-O, con el PRO).

"Tenemos un recorrido por delante", dice Undurraga.

Dentro de los factores que sustentan el optimismo de Evópoli, es haber obtenido 38 concejales y 150 mil votos en las elecciones municipales.

Además, su militancia supera los 18 mil inscritos, una cifra baja ante los antiguos padrones de partidos, pero superior a la cantidad de militantes que han logrado refichar, hasta ahora, esas mismas colectividades como el PS y la DC, y más del doble de la que exhiben la UDI y RN o los inscritos en el partido de Giorgio Jackson.
El plan B del piñerismo

Otro elemento que juega a favor de Kast es que cuenta con un equipo programático ya consolidado, plataforma que aún no tienen completamente resuelta otros aspirantes a La Moneda. Una masa crítica integrada por académicos, ex ministros y otros ex colaboradores del ex Presidente Sebastián Piñera, en su mayoría jóvenes.

Incluso, desde Avanza Chile, la fundación del ex Mandatario, admiten que Kast —39 años, doctorado en Harvard— es el heredero natural del piñerismo o el pospiñerismo

"Si Piñera se cae, Kast debe estar preparado para levantar una candidatura competitiva. Pero debe avanzar en las encuestas y darse a conocer. Todo apunta a que mientras suba su índice de conocimiento, también aumentará su intención de voto", dice el académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Central, Kenneth Bunker.

Las cifras malas

Pero los sondeos de opinión siguen esquivos. Según la encuesta CEP de agosto, Kast tenía un 20% de aprobación, 46% de rechazo y 50% de conocimiento. En el ranking político de Cadem-T13 de septiembre tenía un 29% de aprobación, un 56% de rechazo y 52% de conocimiento. En la Adimark de octubre fue la primera vez que marcó en intención de voto, con un 1%. La cifra se repitió en noviembre.

El encargado de DD.HH. del programa de Evópoli, Mijail Bonito, cree que las cifras son buenas. "Hace menos de un mes, Felipe no tenía figuración y, ahora, estamos dentro en mención espontánea".

Pero el diputado independiente y experto electoral Pepe Auth, cree que la sombra de Piñera influye: "Mientras esté Piñera, tendría que romperla, como lo hizo Ossandón, para lograr abrirse un pequeño espacio. Kast apunta al mismo nicho que Piñera y en la práctica la gente dice: Si es para algo parecido, mejor me quedo con el original".

Gira por el país

En el equipo de Kast tienen claro que para subir en intención de votos, la clave es ser conocido por más gente. Por ello, desplegó un activismo intenso en redes sociales y aumentó las salidas a regiones y entrevistas en radios locales.

Solamente en diciembre, dicen en su equipo, visitó siete regiones. Además de encuentros en la Región Metropolitana y Valparaíso, estuvo en Coquimbo, O'Higgins, el Maule, Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.

"El gran desafío de Kast es pasar de tercera a primera división. Esa audacia puede tener premios, pero sin duda también tiene riesgos. Puede terminar siendo una competencia demasiado titánica y difícil, que termine dando la sensación de que es un liderazgo que no prendió", dice el académico de la U. del Desarrollo, Gonzalo Müller (UDI).

La carta programática

La otra apuesta de Kast es marcar agenda y anticiparse a sus competidores con la presentación de un programa de gobierno el 19 de enero. El texto ha sido trabajado en el centro de estudios Horizontal, hoy su cuartel programático.

Son 80 profesionales repartidos en 22 comisiones. La propuesta tendrán cinco ejes conceptuales: Mérito, Rol del Estado, Diversidad, Sociedad Civil, y Reforma al Estado. Los grupos son liderados por los ex ministros Luciano Cruz-Coke, Catalina Parot y Felipe Morandé, y académicos como Hernán Larraín Matte, Fernando Medina y Gloria Hutt, entre otros.

El coordinador del trabajo, el economista Ignacio Briones, ha dicho que la propuesta será "reformista" y "rupturista" para la centroderecha tradicional, en temas como el matrimonio.

La directora ejecutiva de Horizontal, Lorena Recabarren, agrega que la "gran fortaleza de la candidatura de Kast es que no se trata de una aventura personal, sino de la representación de un proyecto político de derecha moderno, liberal y reformista que deja atrás las líneas divisorias de los 90".

"Escogimos un camino que es más ripioso, que es más largo", añade Francisco Undurraga.

Fuente: http://impresa.lasegunda.com/

Imagen foto_00000003