Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

El voto de izquierda

Columna de opinión del académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública, Kenneth Bunker

13 de enero de 2017

Imagen foto_00000001Para ser el candidato de la Nueva Mayoría Alejandro Guillier tiene dos caminos: ganar en primarias o forzar la nominación por parte de las élites. Dado que su principal candidato es el ex Presidente Ricardo Lagos, que podría movilizar a una gran cantidad de electores en las primarias, su mejor apuesta es el segundo camino. Para forzar la nominación de las élites debe apelar a todas las cúpulas, hasta que lo apoyen y su rival se retire por no contar con respaldo suficiente. Si Guillier se muestra demasiado gradualista tendrá el voto de la DC, pero no del PC. Y, dado que había tendido a ser más centrista en su discurso, es hora de buscar el voto de izquierda. Además, entre los dos partidos que no tienen candidatos claros (DC y PC), el PC es más fácil de conquistar para Guillier que para Lagos. Obtener el voto de izquierda sería además una derrota simbólica, dejando a Guillier con dos partidos a su favor (PC y PR) y a Lagos con sólo uno y a medias (PPD).

Por otro lado, las citas de Guillier a Tomic son estratégicas, planificadas. Si conquista al PC y a la DC, sería el final ineludible de Lagos. La DC es un partido crucial en este sentido, y la mejor manera de convencerlos es con referencias a su época de oro, donde Tomic fue un referente. Busca mandar un mensaje al ala más izquierdista de la DC, la cual no ha logrado levantar un candidato propio hasta ahora. Además, mencionar a Tomic también es señal de que su programa de gobierno será progresista.

Guillier también ofrece cosas que tienen tonos populistas. Pagar la deuda histórica y pensiones mínimas equivalentes al sueldo mínimos sin dar fórmula de financiamiento. Ofrecer soluciones sin un claro camino entre diseño e implementación es una herramienta populista. Pero las precampañas no son iguales a las campañas y las campañas no son iguales a los gobiernos.

Kenneth Bunker
Académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Central

Fuente: http://impresa.lasegunda.com/

Imagen foto_00000003