Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Editorial: Boletín FACSO - Diciembre 2014

Iniciamos un nuevo año lleno de desafíos, con la experiencia acumulada de los años recientes.

29 diciembre 2014

El proceso de reforma a la educación chilena es una realidad, así como inciertos sus resultados. En lo particular, la Educación Superior entrará en la agenda del debate político y ciudadano, haciendo más compleja la tarea académica pues se requerirá de responder a los procesos formativos como a la necesidad de participación e incidencia en el cómo se dibujarán las reformas a las universidades.

El 2014 la Comisión Nacional de Acreditación siguió elevando las exigencias para la acreditación de las instituciones, contabilizándose hasta este año a 17 de éstas sin acreditar, lo que implicará en el nuevo escenario su potencial discontinuidad. A nivel de carreras, también elevó las exigencias y estableció nuevos indicadores como los temas de académicos jornada, investigación y publicaciones indexadas como parámetros para acreditarse. En estos dos campos, la Universidad y la Facultad han obtenido importantes logros con la acreditación de 3 años a la institución y con 4 años a Psicología, quedando todas las carreras de FACSO acreditadas.

Junto a lo anterior, los discursos dominantes en el debate están relevando la importancia de definir a las Universidades como aquellas instituciones de educación superior que hacen investigación, publican y contribuyen con la creación de conocimiento, además de realizar docencia. Esto implica grandes desafíos, en especial para nuestra universidad que no accede a recursos públicos basales, ni tiene gran trayectoria investigativa, lo que nos obliga a resolver estos temas con recursos económicos escasos y una mejor preparación académica.

En esta línea hemos definido, acorde al Plan Estratégico de la Facso y en un marco de restricciones presupuestarias, que el pregrado tenga el apoyo necesario para reducir las tasas de deserción, mejore los tiempos de titulación, amplíe y formalice las prácticas, y consolide la línea de trabajo con sus egresados. Lo anterior en el contexto de sacar adelante el rediseño curricular de las tres carreras para actualizarlas en contenidos y trayectorias formativas, ganando en flexibilidad y movilidad para sus estudiantes según sus intereses.

En el contexto anterior es que haremos un esfuerzo sistemático por apoyar la actividad docente con talleres y reuniones de seguimiento, a la vez que incorporamos talleres de apoyo al aprendizaje para los estudiantes de primera año para las tres carreras en ambas sedes.

En la línea de investigación y posgrados hemos avanzado también. Se han diseñado 11 programas de posgrados, postítulos y diplomados y en investigación; hemos obtenido 3 proyectos presentados por estudiantes al Fondo "Investiga Ucen 2014", de un total de 9 asignados para la Universidad.

Este 2015 reiteramos la invitación a que la comunidad FACSO siga participando del proceso de mejoramiento de la calidad de la educación y de participación en los temas de la reforma a la educación superior.


Osvaldo Torres Gutiérrez, decano.