Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Directora de la única editorial inclusiva en Latinoamérica expone en seminario realizado en la Sede

La directora fue invitada por el Programa de Desarrollo Social de la Sede y las estudiantes ejecutoras del proyecto “El acceso a la lectoescritura impresa a estudiantes con necesidades educativas especiales y personas en situación de discapacidad visual”

Martes 10 de octubre de 2017

Decidida a dar solución a la necesidad de muchos padres con hijos que tienen dislexia o discapacidad visual, la directora de la Editorial Gerbera en Argentina, Fabiana Nolla Portillo ha venido liderando la creación y elaboración de libros inclusivos que incluyen tipografía amigable para disléxicos y en tinta braille.

Gerbera es la única editorial Latinoamericana que tiene un perfil inclusivo, por eso su importancia para quienes necesitan estos materiales. Hoy la editorial Zig-Zag en Chile incorporó algunas ediciones de Gerbera a las que pueden acceder los padres en el país.

Su visita a la región

Camila Pizarro y Paula Sandoval son dos estudiantes de la Universidad Central sede La Serena que lideraron el proyecto denominado: “El acceso a la lectoescritura impresa a estudiantes con necesidades educativas especiales y personas en situación de discapacidad visual”, iniciativa que se adjudicó los fondos de  la Incubadora de Proyectos Sociales del Programa de Desarrollo Social de la Sede y que estuvo dirigida a niños y niñas de segundo básico del colegio Luis Braille, que educa a estudiantes con discapacidad visual.

En el marco de este proyecto, la Universidad Central realizó un seminario al cual fue invitada Fabiana Nolla, dada la importancia de su relato para la temática a desarrollar. En la oportunidad, la directora valoró la iniciativa liderada por las estudiantes, por lo escaso del material inclusivo existente para padres y niños. “Me parece maravilloso la iniciativa de estas estudiantes y que nazca de una carrera que es tan importante para la inclusión. El nivel de proyecto que presentaron y ejecutaron es altísimo y digno de replicar”, destacó la expositora.

Una tarea pendiente

En la oportunidad, Nolla reflexionó en torno al acotado acceso que tienen los niños y niñas con necesidades especiales a libros de carácter inclusivo. “Cuando comencé con la edición de estos libros quería buscar una solución para un problema que era latente, por ejemplo de cada 100 chicos 15 tienen dislexia”, aclaró Fabiana.

Nolla destacó en su visita la necesidad de que las editoriales se interesen por integrar material inclusivo “creo que falta mirar al otro y empezar a conocer a nuestro público, ya que no son todos iguales, cada uno es diferente, queda una tarea importante por realizar”.

Un próximo desafío para la Editorial Gerbera es la creación de libros para niños sordomudos, para lograr esto ya se encuentran trabajando en los diseños. “Estamos elaborando estos escritos con una asociación de personas sordas y trabajando con ilustradores ya que es muy difícil dibujar las señas para que estas se entiendan bien,  queremos ilustrar de forma perfecta el lenguaje”.