Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Designación de Blanco evita mejora de imagen de Bachelet ante la ciudadanía tras rol en incendios

Análisis del decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública, Marco Moreno

3 de febrero de 2017

Imagen foto_00000001Desde que estalló el caso Caval en 2015, los veranos de la presidenta Michelle Bachelet no se han caracterizado particularmente por su placidez. La crisis de los incendios le significó nuevamente ser foco de críticas, ya que si bien optó por suspender sus vacaciones y hacerse cargo de la coordinación desde La Moneda, se considera que lo hizo tarde y lento.

Con el paso de los días ha ido mejorando y aunque eso no se ha reflejado en las encuestas -aunque existía la posibilidad de que sí se diera el escenario de que remontara-, analistas coinciden en que la propia mandataria conspira en contra de mejorar su imagen en este último año de gobierno, porque la designación de la ex ministra Javiera Blanco en el Consejo de Defensa del Estado (CDE) gatilló reparos, incluso desde la propia Nueva Mayoría. Ello, porque parece evidente que con el nombramiento, la Presidenta no hace más que agradecer la lealtad con que la ex ministra se desempeñó y que le siguió guardando tras su salida del gabinete, donde se mantuvo a pesar del duro cuestionamiento que se hizo a su gestión en el Ministerio de Justicia, particularmente por el manejo de la crisis del Sename y Gendarmería que, incluso la llevaron a enfrentar dos acusaciónes constitucionales, aunque ambas se cayeron en la llamada cuestión previa.

Ahora, a un año de dejar el palacio de gobierno, Bachelet da una señal que intranquiliza a un amplio sector de la Nueva Mayoría, porque no parece interesada en revertir, como han reconocido algunos, las malas cifras de los estudios de opinión, lo que según plantea el analista Marco Moreno podría representar una cortapisa para el candidato presidencial del oficialismo de cara a las elecciones próximas.

A juicio del decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Central, la nominación de Blanco no contribuye a la necesaria recomposición del lazo de confianza que la jefa de Estado tenía con la ciudadanía cuando volvió a La Moneda.

El hecho de que la evaluación de sus atributos blandos no mejore, dice Moreno, es una"cuestión grave?"para el candidato, sea quién sea, de la Nueva Mayoría de cara a las presidenciales, porque el gran problema está en que el piso político que le entregue el gobierno no es menor en una elección tan estrecha como la que vamos a tener en noviembre".

Fuente: www.df.cl