Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Con obra de teatro para escolares de la comuna de Santiago se inició proyecto interfacultad de Vinculación con el Medio

A la actividad asistieron 80 escolares del colegio Filipense de la comuna de Santiago. Se trata de una iniciativa de la Facultad de Ciencias Sociales (FACSO) y de la Facultad de Ciencias de la Educación (FACED).

8 mayo 2018

Con el montaje de la obra “Los optimistas” de la compañía “Un Mar de Teatro”, el 3 de mayo se dio inicio en el Aula Magna de la U. Central al proyecto “Intervención positiva para la convivencia escolar de niñas del colegio Filipense de Santiago. Formando las ciudadanas del futuro”.

Esta iniciativa, que se enmarca en la política de Vinculación con el Medio (VCM) de la Universidad, está encabezada por la Coordinadora vinculación con el Medio de la Facultad de Ciencias Sociales (FACSO), Andrea Durán Z., y  la Coordinadora vinculación con el Medio de la Facultad de Ciencias de la Educación (FACED),  María Soledad Sandoval C.

A la actividad asistieron 80 escolares  del colegio Filipense de la comuna de Santiago, además de estudiantes de 4º año en pasantías de la carrera de Trabajo Social y docentes.

El proyecto, realizado con fondos concursables de la Dirección de Vinculación con el Medio, tiene por objetivo “Fortalecer la convivencia escolar positiva de niñas de sexto año básico del colegio Filipense de Santiago, mediante una intervención psicosocial – educacional con la comunidad educativa, que permita la adquisición de competencias sociales y ciudadanas que contribuyan en su formación integral”.

Según explicó la docente de FACSO Andrea Durán, la convivencia escolar, como área, ha presentado un importante deterioro en las últimas décadas en Chile lo que se demuestra al observar los medios de comunicación y el entorno educativo más próximo.

Al respecto, el Primer Estudio Nacional de Convivencia Escolar, realizado en el 2005 por el Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo, a solicitud del Ministerio de Educación y la UNESCO, destaca  “la alta valoración de la Convivencia Escolar que realizan tanto alumnos como docentes respecto al establecimiento, sus compañeros, y las relaciones interpersonales que en él se generan. Se constata una situación beneficiosa y potencialmente positiva para el fortalecimiento de las confianzas mutuas, que favorece un clima óptimo para el desarrollo de aspectos motivacionales y actitudinales de quienes integran la comunidad educativa”.

En tal contexto, Andrea Durán destaca que el proyecto “pretende aportar en la conformación de un clima favorable en el establecimiento educacional, mediante una  convivencia escolar positiva, guiada por las  estudiantes de sexto año básico, las cuales estarán durante los meses de mayo a noviembre con apoyo interdisciplinario”.

La docente agrega que otra de las orientaciones que dieron origen al proyecto se enmarca en la Política Nacional de Convivencia Escolar 2015-2018 incluida en la Reforma Educacional que se viene impulsando en el país.