Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Columna de opinión: La importancia de la formación universitaria en contenidos estadísticos frente a las nuevas exigencias de la PSU

Magister en Educación, UMCE. Profesor de Escuela Pedagogía en Matemática y Estadística.

Jueves 14 de enero de 2016
Profesor José Galaz

Hace algunas semanas atrás, se apreció una considerable baja en la cantidad de puntajes nacionales en la Prueba de Selección Universitaria (PSU) de Matemática, de 180 a 36. Según lo expresado por la directora del Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE), la profesora María Leonor Varas Scheuch, esta baja se debió a la incorporación de nuevas temáticas, particularmente datos y azar.


Efectivamente, el ajuste curricular del año 2009 incorporó nuevos tópicos en los niveles de tercero y cuarto medio, tales como: función de probabilidad y de distribución, uso del modelo binomial y normal y estimación de intervalos de confianza. Las cuales en muchos casos fueron estudiados por los profesores de matemática durante su formación universitaria, pero solo fueron implementadas en el aula recientemente.


Los profesores escolares se enfrentaron por primera vez a la enseñanza de estos contenidos, lo que claramente impactó en los resultados de la PSU. Enseñar por primera vez un nuevo tema tiene un alto grado de complejidad. Sobre todo a la hora de traspasar los contenidos matemáticos enseñados en la universidad al colegio. Al principio uno no sabe cuál de todas las estrategias implementadas, será la que tendrá un óptimo resultado en los estudiantes.


El cambio entre lo que se enseñaba hace algunos años atrás versus a lo actual, es inmenso. Se pasó de una estadística centrada en la utilización de tablas e interpretación de gráficos, a una estadística probabilística, cuya concepción es de mayor rigor conceptual, por tanto más compleja de aprender y enseñar.


En el escenario actual creo necesario hacer un análisis respecto de la formación de profesores en este ámbito (datos y azar), pues si se revisan las mallas curriculares de las distintas universidades, podremos darnos cuenta que no existe un criterio en común. Algunas tienen entre 1 o 2 asignaturas relacionadas, mientras otras transitan hacia más de 6. Por tanto las instituciones que dediquen menos semestres de estadísticas en sus mallas, les será más difícil enseñar lo que exige el currículo oficial hoy, lo que nuevamente impactará en los puntajes de la PSU. Sin duda, los establecimientos formadores deben hacer una evaluación al respecto para incorporar más estos contenidos.