Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Artículo: ¿Te suena el tecnoestrés, la tecnoansiedad y la tecnoadicción?

Estas patologías son consideradas como nuevos riesgos emergentes y son definidas como un estado psicológico negativo relacionado al uso o posible uso de nuevas tecnologías.

Lunes 6 de noviembre de 2017

Las tecnologías son esenciales en nuestra época moderna/postmoderna. Nos permiten desde comunicarnos simultáneamente con nuestros seres queridos - 'around the world' - , fluidez en la comunicación organizacional, hasta realizar operaciones quirúrgicas de última generación de forma online. Todo esto impensado hace 30 años atrás.

En este sentido, las tecnologías han aportado invaluables mejoras a nuestros procesos productivos y de interacción. Sin embargo, debido al uso y abuso de ellas se están generando riesgos emergentes, como por ejemplo: el tecnoestrés, la tecnoansiedad y la tecnoadicción.

Un aspecto muy relevante que debemos considerar es que las tecnologías son neutras y, - la forma en que nos relacionamos con ellas - son las que nos pueden causar enfermedades. Es decir, no son malas en sí mismas.

En cuanto al tecnoestrés y a la tecnoansiedad, son considerados como nuevos riesgos emergentes y son definidas como un estado psicológico negativo relacionado al uso o posible uso de nuevas tecnologías. Esto lo visualizamos claramente en contexto laboral cuando las empresas cambian de software o bien cuando personas de mayor edad se sienten poco eficaces para estos cambios tecnológicos.

En cuanto a la tecnoadicción, tal como lo dice la palabra es una adicción que experimenta una persona por el uso excesivo y compulsivo hacia las tecnologías. Como toda adicción su base se encuentra en una necesidad imperante de estar 'conectado' en todo momento - llegando a extremos no saludables, por ejemplo, dejar de comer, dormir o interaccionar con otros en persona.

De esta manera, y de acuerdo a las investigaciones realizadas en esta temática, se ha logrado caracterizar 4 perfiles de tecno-adicto/a:

Joven, educación superior y con mucho acceso a conexión TICs
Soltero, joven, hombre, estudiante
Mujer mediana edad y bajo nivel educativo
Individuos con psicopatologías

En cuanto a los trastornos asociados a la tecno-adicción, se encuentran:

Fisiológicas: problemas psicosomáticos
Psicosociales: Ansiedad, insatisfacción laboral, burnout
Organizacionales: Absentismo, reducción del desempeño
Sociales: Deterioro redes sociales y familiares
Pero, ¿qué podemos hacer para enfrentar la tecno-adicción?

No es recomendable impedir el uso de tecnología

Es muy recomendable establecer límites y horarios para su uso - tanto laboral - como personal
Pedir ayuda profesional cuando no se puede autogestionar y/o autolimitar la utilización de tecnologías

 

Dra. Hedy Acosta Antognoni
Académico Investigador Ucentral sede La Serena