Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Ana María Zlachevsky: Editorial Boletín FACSO- julio 2017

31 julio 2017

Julio se destaca por el inicio de la socialización del informe de autoestudio de nuestra Universidad al que estamos todos convocados y en el que espero que FACSO desarrolle un gran papel. También estuvo cargado de actividades de extensión en las que fueron muchos los que participaron. No obstante, quisiera dedicar esta editorial para hablar del pasado, toda vez que, como afirmó hace algún tiempo atrás Luis Sepúlveda Calfucura, escritor, periodista y cineasta chileno, "es importante conocer el pasado para comprender el presente e imaginar el futuro"

En ese contexto quisiera recordar a Rolando Zapata Campbell, profesor de nuestra casa de estudios, fallecido hace algunos días, siendo todavía joven y con mucho que aportar. Como recordarán quienes formaban parte de nuestra comunidad, a principio de los noventa Rolando servía las cátedras de estadísticas en la Escuela de Psicología, sede La Reina. Pero, lo que no todos saben es que fue un actor fundamental del proyecto FACSO.

Corría el año 1990, cuando el Rector de entonces, el abogado Hugo Gálvez, llamó a algunos profesores que entonces nos destacábamos y nos consultó sobre lo que nos parecía nombrar a Arístides Giavelli, como Decano de la Facultad dado que era prácticamente el único con grado de Doctor. Leonardo Villarroel, sería el Director de la Escuela de Piscología, sucediendo a Pablo Maraasi. Indudablemente nos pareció una excelente idea.

Fue así como una tarde de invierno, después de las horas laborales, nos juntamos para soñar la futura Facso. El punto de reunión fue la casa de Rolando y su Sra. Myrtha Pais, también psicóloga y docente de la Escuela de Psicología. Se inició entonces este sueño que hoy ya es realidad. Rolando sería nuestro Secretario de Facultad. Recuerdo que esa tarde tomó nota y propuso una estructura, no muy distinta a la de hoy. Las carreras más allá de psicología serían sociología, trabajo social, antropología y por qué no filosofía. Con su gran claridad mental, su capacidad para sintetizar y resolver problemas tomó nota y se levantó la primera acta de lo que constituyó la Facultad. Todos quedamos felices, esa noche, pero, el Rector al día siguiente, nos hizo caer en la realidad y sostuvo que no era viable nombrar un secretario de Facultad, por ahora, dado que hasta ese momento sólo existía una Escuela: Psicología y un cargo como ese no se justificaba.

A pesar de ello el rol de Rolando fue invaluable en esos momentos, en especial por su disposición académica, su mirada de futuro, su compromiso, su creatividad y su calma en la toma de decisiones. Hoy quise contar una historia que pocos conocen y rendir un homenaje al primer secretario de Facultad nunca nombrado.
La reunión en casa de los Zapata – Pais dio origen a la Resolución 134 del 25 de junio de 1990.

En dicha resolución el Consejo Académico quedó conformado por:

Decano: Arístides Giavelli
Director de Escuela: Leonardo Villaroel
Coordinador Académico: Héctor Calás
Coordinador de Extensión e Investigación: Emilio Moyano
Coordinador de Prácticas, Tesis y Titulación: Ana María Zlachevsky
Director de Laboratorio y del área de Psicología Básica: Ronald Betancourt
Director de Consultorio: Mateo Ferrer
Coordinador del área Básica: Alejandro Peña
Coordinador del Área Ámbito Social: Julio Villegas
Coordinador del Área de Metodología: Rolando Zapata

Esa historia tiene 27 inviernos y quise traerla a la memoria.