Enviar este Artículo Imprimir este Artículo Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Administrador Público: Único profesional especialista en gobierno

“Las áreas de desempeño de un administrador público son de las más diversas: desde los económicos, sociales, infraestructura, transporte, educación, salud, trabajo, etc.” Rafael Pizarro,director de la Escuela de Administración Pública de la Universidad Central de Chile.

13 de enero de 2014

Imagen foto_00000003“Poder incidir en las decisiones de políticas públicas de gran relevancia para el país, gerenciar eficiente y efectivamente las organizaciones públicas (en todas sus áreas) y liderar equipos de trabajo a todo nivel, con el único norte de mejorar las condiciones de vida y desarrollo de las comunidades y cada una de las personas que las conforman”, es lo más destacable de ser administrador público, según expresa la profesional de esa área, Paola Parra Suárez, titulada en la U. de Chile.

También subraya que “es una carrera que se ha posicionado muy bien en el mercado laboral chileno, situándolo como el único profesional especialista en gobierno, con un amplio y variado campo laboral, reconocido en el sector público por la integralidad en sus abordajes, su fortaleza técnica y rigurosidad ética”.

Perfil
En la página web de Administración Pública de la U. de Chile, la definen como “una carrera orientada a jóvenes con vocación de servicio público para motivar, movilizar y liderar personas en la consecución de los objetivos del Estado, tanto en organismos centrales como descentralizados, y con capacidad para encontrar equilibrios entre la autoridad, el orden, la libertad y las expectativas de desarrollo de los ciudadanos”.

En tanto, para Rafael Pizarro, director de la Escuela de Administración Pública de la Universidad Central de Chile, el administrador público “es un profesional capaz de entender las necesidades de la sociedad en que vive, e intervenir en ésta para aportar en su desarrollo y bienestar”.

“El perfil de los estudiantes debe orientarse a personas con gran interés en los asuntos públicos, capacidades de liderazgo y ganas de aprender de los más diversos y complejos temas que atañen a la sociedad, para dar respuestas eficaces desde las diversas administraciones públicas. La clave está, entonces, en la perseverancia y compromiso con la formación que se está recibiendo. Es esencial contar con ganas de estudiar, aprender y persistir en el desarrollo de la carrera”, añade Pizarro.

Es importante mencionar que dentro de las asignaturas de esta carrera universitaria de 5 años, se cuentan los ramos de: Matemáticas para la gestión, historia de las instituciones políticas y administrativas de Chile, ideas y debates políticos contemporáneos, estadísticas para la gestión, fenómenos macroeconómicos, contabilidad y auditoría gubernamental, análisis empírico de políticas públicas, dirección y ética pública, entre otros.

Campo laboral
“Las áreas de desempeño de un administrador público son de las más diversas: desde los económicos, sociales, infraestructura, transporte, educación, salud, trabajo, etc. Ahora, desde la organización del Estado, podemos desarrollarnos en el nivel nacional donde encontramos ministerios, subsecretarías, servicios, superintendencias, agencias, entre otros. A nivel regional, nos encontramos con las intendencias, gobiernos regionales, direcciones regionales y secretarias regionales ministeriales. Además, a nivel local, nos podemos emplear en todas las municipalidades del país, ya sean medianas o pequeñas, rurales o urbanas”, informa Rafael Pizarro.

Y agrega que “además, existe campo ocupacional en empresas públicas, universidades, ONG y otras. Por último, el administrador público también encuentra un espacio laboral en el mundo privado, pudiendo desempeñarse en consultoras y otras organizaciones que requieran del conocimiento en lo público”.

Paola Parra, quien se ha desempeñado en altos cargos directivos del sector público, relata: “Mi experiencia ha sido muy gratificante, ya que el ejercicio profesional me ha permitido conocer las distintas realidades y necesidades de mi país, desempeñarme en distintos sectores de actividad, integrar activamente múltiples equipos de trabajo profesionales, y liderar destacados equipos en organizaciones públicas, con los que hemos logrado aportar sustancialmente en la calidad de vida de las comunidades a cargo”.

Por último, la experta recomienda estudiar Administración Pública “a aquellas personas comprometidas con el desarrollo del país, creativas, inquietas intelectualmente, de un profundo compromiso social e interés por los fenómenos sociales, económicos y políticos del país. Idealmente a jóvenes con formación humanista, pero que además posean habilidades matemáticas y estadísticas”. 

 

Imagen foto_00000002

Fuentehttp://bit.ly/1u2ZApx



Descarga de archivos